Inicio AUTOMOVILISMO El garaje perfecto: vigila a tu Porsche desde tu sofá

El garaje perfecto: vigila a tu Porsche desde tu sofá

6.673 vistas
Escuchar este artículo

Éste no es el típico garaje de ensueño, pero el Porsche 911 Speedster tampoco es un auto cualquiera. ¿Quién no querría construir un garaje especial para una máquina así? En este caso, el modelo es un Porsche 911 G Speedster de 1989, propiedad de Andreas Kümmel, un director de seguridad de un gran banco. Sí, es el típico trabajo que te permite tener el coche de tus sueños. Además, Kümmel viene de Rückersdorf, un suburbio del norte de Nüremberg, Alemania, casa de grandes coches nacionales.

Si te dicen garaje, te imaginas un espacio lleno de cajas de herramientas, quizás con un suelo con una bandera a cuadros, posters, estanterías, pero el de Kümmel no es así, para nada. La clave de este espacio es que puede ver su auto desde su sofá. Para conseguir eso, Kümmel le pudió ayuda a un amigo arquitecto. Si creéis que el Porsche es pequeño, estáis en lo cierto, así que el garaje es para el auto y poco más.

De acuerdo con un comunicado de prensa de Porsche, el garaje “tuvo que ser estrecho, tener luz especial, paneles de cristal opacos y el menor número de columnas posibles”. El cuñado de Kümmel, un diseñador de iluminación con experiencia en teatros europeos, creó un sistema de control remoto para que no haya “sombras o refracción de luz que molesten a la belleza del Porsche”.

También hay otro aspecto de esta historia a tener en cuenta. El padre de Kümmel quería comprarse un Speedster en 1989 cuando se jubiló, pero no fue posible, así que para su hijo, tener este coche, años después, es una manera de cumplir el sueño de su padre. Cuando Kümmel llega a casa del trabajo, se sienta en el sofá, activa con control remoto el sistema de luz para ver su Speedster, no sólo por el amor que le tiene al coche, también por el aspecto simbólico.