Inicio F1 Audi entra en el juego de la F1

Audi entra en el juego de la F1

1.929 vistas
0
Escuchar este artículo

red Bull F1 Audi Engines

Audi está a punto de hacer oficial su entrada en la Fórmula 1 en 2018

red Bull F1 Audi Engines

Audi está a punto de hacer oficial su entrada en la Fórmula 1 en 2018 con Red Bull como patrocinador principal. Según ha podido saber ‘Autobild’, los jefes de la marca alemana ya han autorizado el proyecto y sólo falta la firma del acuerdo con la escudería energética, que aportaría gran parte de su estructura actual.

“Los estudios de mercado han puesto de relieve una vez más la importancia de la Fórmula 1. Con Red Bull podemos unirnos a una infraestructura existente y muy exitosa”, aseguran desde la marca de los cuatro aros, especializada hasta ahora en carreras de resistencia y dominadora absoluta de las 24 horas de Le Mans durante los últimos 15 años.

Rupert Stadler, director ejecutivo de Audi, descartó en mayo su posible entrada en la Fórmula 1, a pesar de los crecientes rumores de que el fabricante alemán de autos podría sustituir a Renault como suministrador de motores de Red Bull.

“La Fórmula 1 debería resolver sus propios problemas,” dijo Stadler durante una conferencia de prensa en Verbier, Suiza, añadiendo que la principal preocupación de Audi es corregir sus caídas de ventas en China.
Sin embargo, Red Bull no se dio por vencida y finalmente ha convencido a la marca de los cuatro aros para que se convierta en su salvador. Tras su divorcio con Renault, Red Bull había amenazado con abandonar la Fórmula 1 este mismo año. “Si no tenemos un motor competitivo, Red Bull no estará en la Fórmula 1 en 2016”, dijo Helmut Marko durante el Gran Premio de Singapur confirmando filtraciones anteriores.

Luca di Montezemolo, ex presidente de Ferrari, desveló en mayo que la marcha de Red Bull de la F1 podía estar próxima. “Sé que Mateschitz quiere vender. Un amigo común me contó que le dijo: O convenzo a Audi para que entren o me marcho”, desveló el italiano en una entrevista.

Finalmente, el acuerdo entre Audi y Red Bull proporcionará en el futuro un gran duelo entre los dos fabricantes ‘premium’ alemanes en la máxima categoría del automovilismo.

Mientras tanto, Ferrari suministrará los motores a Red Bull para que siga compitiendo en 2016 y 2017. “Eso sería una solución muy aceptable para los próximos dos o tres años”, deslizó recientemente el dueño de Red Bull, Dietrich Mateschitz.

Vía Marca