Inicio AUTOS DEPORTIVOS Aston Martin celebra los 50 años del avión Concorde

Aston Martin celebra los 50 años del avión Concorde

1.384 vistas
Escuchar este artículo

¿Recuerda el avión Concorde, el supersónico? Pues la marca británica Aston Martin presentó una edición especial de su DBS Superleggera, en honor a la mítica aeronave que voló hasta el 2003.

De esta edición especial solo se fabricarán 10 ejemplares, que conmemorarán los 50 años del primer vuelo del avión supersónico, así como el centenario de la compañía aérea británica British Airways.

Dentro de las opciones de personalización ofrecidas por el departamento Q de Aston Martin, se incluyen la carrocería pintada a mano con los colores de la aerolínea en los laterales del techo, splitter delantero, un difusor trasero y el techo de fibra de carbono pintado en negro con la silueta del Concorde.

Los vehículos también recibirán el famoso logotipo “Speedmarque” de British Airways, presente en los pasos de rueda delanteros, una silueta del Concorde en los laterales y una insignia alada de esmalte negro.

En el interior del Aston se aprecia tapicería azul, que imita el diseño de la cabina de la aeronave de British Airways, con el logotipo del Concorde en los respaldos de los asientos delanteros. También hay un gráfico de Mach Meter bordado en el parasol del conductor, el techo forrado en tejido Alcántara con la leyenda ‘Sonic boom’, y el selector del cambio está fabricado en titanio, en homenaje a las turbinas del avión a reacción. Otros detalles exclusivos completan un interior lujoso, a la altura de lo esperado en una edición especial de Aston Martin.

En el plano mecánico, los 10 DBS Superleggera están impulsados por el enorme bloque V12 biturbo, con 5,2 litros de cubicaje, que equipa de serie el modelo sobre el que se construyen.

Con una potencia de 725 caballos de fuerza y 900 Nm de par motor, permite al automóvil británico alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h y acelerar, de 0 a 100 km/h, en 3,4 segundos; si se sigue pisando a fondo el pedal del acelerador, en apenas 6,4 segundos alcanza los 160 km/h.