Inicio AUTOS 4X4 ¿Cómo elegir un taller mecánico?

¿Cómo elegir un taller mecánico?

1.564 vistas
Escuchar este artículo

Un taller mecánico de confianza te ayuda a evitar sustos y a reducir el riesgo de que el problema se vuelva a repetir.

Hay algunos detalles que pueden ser determinantes a la hora de elegir el taller y que vamos a estudiar en este artículo para que los tengas más claros. Sigue leyendo para descubrirlos:

¿En que nos tenemos que basar para elegir un taller mecánico de confianza?

·Identificación: Los talleres deben contar con una placa o rótulo distintiva situada en la puerta. En la misma deben de constar ciertos datos como el nº de registro industrial, las siglas que corresponden a la provincia y la actividad que lleva a cabo (por ejemplo, la presencia de un símbolo de llave inglesa nos indica que estamos frente a un taller mecánico, una pistola de pintar que es un taller de pintura, un martillo que es un centro especializado en arreglos de carrocería…).

·Análisis inicial: Visita el taller y haz una primera evaluación inicial. ¿Qué es lo que ves en el centro de trabajo? ¿Es un lugar limpio, o bien reina el caso allí? Viendo cómo mantienen su negocio puede ser un buen indicativo para saber cómo trabajan.

·Claridad: El taller debe de transmitirte transparencia. Las instalaciones y el encargado deben de darte la máxima información posible sobre tu problema y la reparación del mismo, además de sobre las diferentes opciones que se te proponen. La reparación por parte del mecánico no debería de entrañar ningún problema.

·Cercanía: Aunque te hayan hablado del mejor taller de la Comunidad, si está a mucha distancia, lo más probable es que quieras decantarte por otra opción. Es recomendable acudir a talleres mecánicos cerca, ya que nunca se sabe cuándo tendremos una avería, o si podremos circular con la misma durante mucha distancia.

·Resguardo: No es lo más habitual, pero lo cierto es que los talleres están obligados a darte un resguardo de depósito en el momento en el que dejas el coche. Este te servirá como acreditación para recogerlo.
Puede parecer innecesario… pero es muy práctico: imagina que, por ejemplo, te roban el coche mientras este se encuentra en el taller. La única forma de reclamarlo sería estar en disposición de dicho pape.

·Presupuesto: El taller debe de presentarte un presupuesto por escrito que revisarás y aceptarás si estás conforme. Si no lo quieres tendrías que firmar escribiendo renuncio al presupuesto.
Este documento debería tener una validez de 12 días y la valoración tan sólo la pagarás en el caso de que hayas rechazado el presupuesto.

·Informe de daños ocultos: No siempre es fácil conocer los datos que puede tener un vehículo, y más en una primera revisión. Por ello, por ley se establece que el taller tiene unas 48 horas para informarte de las posibles averías o daños ocultos que pueda haber en el vehículo, y que pudieran verse durante la reparación. También deben de informarte sobre la cuantía de los mismos.

Estos son los principales criterios que deberías estudiar para elegir el taller.