Inicio AUTOS ECOLÓGICOS Costa Rica traza la ruta hacia la descarbonización

Costa Rica traza la ruta hacia la descarbonización

755 vistas

Dejar de utilizar la gasolina y el diesel, apostar por vehículos y transporte público eléctrico, y abastecimiento de electricidad con fuentes de energía renovable, son algunos de los objetivos que incluye el Plan Nacional de Descarbonización que presentó el presidente Carlos Alvarado.

De hecho, como parte de la presentación del plan el presidente realizó un recorrido por el Paseo Colón y sus alrededores a bordo de un Nissan LEAF, el vehículo 100% eléctrico más vendido del mundo y del que se espera llegue al país la segunda generación en el mes de marzo.

Dentro de las 10 metas concretas que incluye el plan, destacan tres que tienen que ver con la forma en que los costarricenses nos movilizamos.

La primera, es desarrollar un sistema de transporte público sin emisiones, estimando que de aquí al año 2035 70% de los buses y taxis serán cero emisiones, al 2050 que el sistema de transporte sustituirá a vehículos privados como opción de movilidad, y que a ese mismo año el 100% de los buses y taxis serán cero emisiones.

El segundo objetivo es transformar progresivamente la flota vehicular del país de autos de combustión fósil a vehículos cero emisiones, y promover modelos de negocio de autos compartidos autónomos. En este caso se implementará una red de recarga eléctrica, además de estaciones de hidrógeno.

Al 2025 se estabilizará el crecimiento de las compras de motocicletas y se adoptarán estándares para favorecer las ventas de motos cero emisiones, al 2035 el 25% de la flota vehicular será eléctrica, y al 2050 el 100% de las ventas de vehículos ligeros nuevos será de vehículos cero emisiones y el 60% de la flota de vehículos ligeros -privados y públicos- será cero emisiones.

Y la tercera de esas metas se enfocará en reducir el impacto ambiental del transporte de carga, estimando que al 2050 al menos el 50% del transporte de carga será altamente eficiente y habrá reducido emisiones en un 20% con respecto a emisiones del 2018.

El plan incorpora objetivos para mejorar las prácticas agrícolas y ganaderas, desarrollar edificaciones bajo estándares de alta eficiencia y bajas emisiones, modernizar el sector industrial, gestión integrada de residuos, entre otros.