Inicio AUTOS DE COLECCIÓN Deportivos japoneses de los 90 que dejaron un legado

Deportivos japoneses de los 90 que dejaron un legado

4.823 vistas
0
Escuchar este artículo

En los 90 los vehículos deportivos japoneses tuvieron su época dorada con modelos a bajo costo y adelantados a su época. A continuación, los modelos que han dejado un legado, tanto así, que son considerados verdaderos coleccionables en la actualidad.   

Mitsubishi Eclipse GSX 1995-1999

El modelo posee tracción en las cuatro ruedas (AWD ) y está equipado con un motor turbocargado de 2,0 litros 16 válvulas dohc. El auto de la imagen es el 4G63 que genera 210 hp. El GSX posee aros de 17 pulgadas y un spoiler largo dándole un aspecto muy deportivo.

Honda Civic VTI EG 1991-1995

El Honda Civic contaba con un motor ágil de 1.6 litros 16v con el sistema DOHC VTEC que generaba 160 hp a 7,000 rpm. El pequeño Honda contaba con una buena aceleración logrando hacer de 0 a 100 km/h en aproximadamente 7.5 segundos.

Subaru Impreza GT 1992-2000

Se trata de un modelo que despierta una pasión entre los simpatizantes de los automóviles de competición ya que salió directamente de los Rallies. El Subaru Impreza GT esconde un potente motor turboalimentado de 2.0 litros boxer de cuatro cilindros capaz de desarrollar 218 hp de serie con opción a modificaciones

Nissan Silvia S13 1988-1993

Su aspecto agresivo y potencia lo hacen uno de los preferidos para deportes como el drifting. El Silvia tiene 3 opciones de motorización con 4 cilindros: un motor de 1.8 litros aspirado de 130 hp u otro turbocargado CA18DET de 171 caballos de fuerza, asimismo, un motor 2.0 litros aspirado de 140 hp y otro turbocargado SR20DET de 200 caballos de fuerza.

Lancer Evo V (Lanzamiento en 1998)

El Lancer EVO V, se lanzó en 1998, con unos pequeños cambios a la versión anterior. El EVO V posee un motor de 4 cilindros de 2.0 litros turbocargado que desarrolla 280 hp (por normativas de potencia en Japón), esto según el medio Todo Autos. 

Nissan 300ZX 1989-2000

Cuando apareció en 1990, el 300ZX era el modelo Z con mayor aceleración, velocidad máxima y mejor manejo. La versión tope del 300ZX Twin Turbo, posee su motor V6 de 3.0 litros con 300 hp. El modelo proporcionó un rendimiento destacable para la nueva generación Z. El Twin-turbo Z podía llegar de 0 a 100 km/h en 5,0 segundos.

Mazda RX7 FD3S 1979-2002

Mecánicamente, el Mazda RX-7 cuenta con un motor rotativo de 2 rotores y 1.3 litros que parte con una potencia de 255 caballos, alcanzando en su última versión una potencia de 280 hp. Obtenía una velocidad máxima de 256 km/h, con la versión de 280 caballos de fuerza, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 5.2 segundos

Existen tres generaciones del RX-7: La primera, conocida como “SA22C” o “FB”, abarcó los modelos desde 1979 hasta 1985. La segunda, conocida como “FC3S” o simplemente “FC”, comprende los modelos desde 1986 hasta 1991. Finalmente, la tercera generación, conocida como “FD3S” o “FD” se presentó en 1993 y finalizó su producción en 2002.

Toyota Supra Mark IV 1993-2002

Toyota lanzó en los 70´s la primera generación del Supra. Ya en los años noventa, estando en la cuarta generación, el nuevo Supra fue completamente rediseñado, se quitaron los faros retráctiles y se le dio una carrocería mucho más resistente y más redondeada.

El Toyota Supra salió a la venta con 2 motores: el motor 3.0 litros aspirado (2JZ-GE) de 220 hp y 280 Nm de par a 4800 rpm, o con doble turbo (2JZ-GTE) de 326 hp y 431 Nm de torque.

Nissan Skyline GT-R R34 1993-1998

Uno de los automóviles símbolo de los 90´s es sin duda el Nissan Skyline. Posee un motor RB26DETT que genera 280 hp y acelera de 0-100 en 5,4 segundos. La combinación de potencia y torque, junto a su sistema de tracción total hacían de el un verdadero auto deportivo. 

Posee una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente. Detrás vinieron versiones V-Spec (I y II) y M-Spec que mejoraron aún más las prestaciones. 

Honda NSX 1990-2005

Apareció a inicios de los 90 con un motor V6 DOHC de 3.0 litros que desarrollaba 274 caballos de potencia y alcanzaba una velocidad máxima de 270 km/h. Este deportivo posee el exclusivo control VTEC de distribución variable; y una carrocería revolucionaria, única en el mundo construida íntegramente en aluminio.