Inicio INDUSTRIA Detailing a otro nivel, tico trabajó en avión presidencial de Kennedy

Detailing a otro nivel, tico trabajó en avión presidencial de Kennedy

5.314 vistas
Escuchar este artículo

La industria del detallado o detailing cada vez toma mayor relevancia en nuestro país, aunque en lugares como Estados Unidos es una profesión consolidada, con más de 60 mil empresas registradas formalmente y miles de personas que se dedican a eso.

Precisamente, el costarricense Alejandro Bonilla es uno de los pioneros del detailing en Costa Rica. Como buen amante de los vehículos y todo lo que tenga que ver con motores, dio sus primeros pasos en el 2004 pero ya en el 2007 lo convirtió en oficio formal, y en el 2008 se convirtió en el Líder de Marca para Meguiar´s Costa Rica.

Ahora, con su propia empresa Eco Shine, Bonilla ha tenido la oportunidad de involucrarse más en el detailing y hace pocos días vivió una experiencia única, al participar en el detallado del Avión Presidencial en The Museum of Flight, en Seattle.

Bonilla formó parte de un selecto grupo de 60 detalladores, la mayoría norteamericanos, que año con año le dan mantenimiento y restauran un grupo de 20 aviones del museo, pero entre ellos hay uno especial, el Boeing 707 de John F. Kennedy.

“En Estados Unidos existe un Instituto de Capacitación de Detailing en Big Bear en California, la escuela participa en eventos pero no es que por ser graduado automáticamente a uno lo invitan, uno tiene que ganárselo siendo un embajador, compartiendo y ayudando con otras personas que se dedican al detailing. Este año tuve el gran honor de ser invitado a participar y fui parte del grupo, el trabajo que realizamos durante una semana fue voluntario”, comentó Bonilla.

El Air Force Detailing se realiza hace 16 años, y aparte del avión de Kennedy que se encuentra en preservación luego de 15 años de restauración, el director del museo escoge un modelo que debe restaurarse a fondo, y al resto se les da mantenimiento. En esta ocasión, el equipo restauró el fuselaje de aluminio de un 
bombardero B29 de la Segunda Guerra Mundial que se encontraba en un punto crítico.

“Había un bombardero B17 de la Segunda Guerra Mundial, el primer Boeing 747 en fabricarse, el primer Boeing 727, el primer Boeing 737, entre muchos otros, nos dividimos por equipos entre los que estaban el de pintura, pulido de metal nivel 1 y nivel 2, acabado, entre otros, yo estuve trabajando en el de pintura y metal nivel 1, y nos íbamos rotando en todos los aviones”, agregó.

Las jornadas de trabajo eran extensas y agotadoras, pero la experiencia fue única para Bonilla.

“Es la primera vez que participo, es un gran honor que lo inviten a uno entre tantos miles de buenos detalladores, es una experiencia inolvidable, de mucho aprendizaje, el día que llegué no lo podía creer y no tengo como definirlo en palabras, fue una experiencia fuera de serie”, finalizó Bonilla con la voz bastante emocionada.

En esta aventura, Bonilla fue respaldado por los patrocinadores Auto Glass Tec y Unik Advertising, ya que como indicamos anteriormente el trabajo es voluntario y los participantes deben costearse los boletos de avión, los gastos de hotel, entre otros.

Bonilla es miembro activo de la Asociación Internacional de Detalladores (IDA) y cuenta con
grado Detailer Certificado (CD) y Habilidades Validadas (SV).