Inicio INDUSTRIA La predicción de Blade Runner sobre los autos voladores, cumplida

La predicción de Blade Runner sobre los autos voladores, cumplida

1.144 vistas
Escuchar este artículo

La visionaria película Blade Runner, de 1982, imaginaba cómo sería el mundo en 2019. En algunas predicciones se equivocaron y todavía esos avances futuristas de los que hablaban no han llegado, pero en otras como las referidas a los autos voladores, no estamos lejos de una realidad así.

Exactamente desde 2006 la empresa Terrafugia trabaja en desarrollar un coche volador. Desde hace unos meses, de hecho, ya se puede reservar, aunque su fabricación comenzará este año. Aunque todavía no hay cifras oficiales sobre los precios, se estima que costará 400.000 dólares.

Se trata de un vehículo de alas plegables, con espacio para dos pasajeros, sencillo de manejar y fácil de cambiar de modo conducción a modo vuelo. Es capaz de volar a 160 kilómetros/hora, vuela gracias a un motor de gasolina de cuatro cilindros turboalimentado y rueda con la potencia de un propulsor híbrido.

El Terrafugia Transition tiene una carga útil de 227 kilos y puede volar a una altura de 427 metros. Combina las características de seguridad de un auto y de un avión, incluye paracaídas, airbags y tres cámaras que controlan el perímetro y los movimientos del vehículo.

En el siguiente vídeo se explica que este vehículo se compone de tres partes: la base, la cabina y lo que lo hace aéreo:

Los responsables del proyecto adelantan que viajar durante diez minutos en el Terrafugia costará 30 dólares. Éste no es el primer vehículo volador, ya que antes llegó el PAL-V Liberty, a la venta por 560.000 dólares, y también otras marcas han probado suerte en el mundo de los coches voladores como Daimler con el Volocopter, por ejemplo.

Por su parte, Audi ha firmado recientemente una alianza con Airbus y y ha presentado su proyecto ‘Urban Air Mobility’.

“Con el Terrafugia TF-2, los pasajeros y el equipaje pueden viajar por tierra y aire sin tener que intercambiar vehículos“, afirman los responsables del proyecto en la red social Instagram.