Inicio INDUSTRIA Vehículos híbridos y eléctricos aumentan su ingreso al país

Vehículos híbridos y eléctricos aumentan su ingreso al país

5.606 vistas
Escuchar este artículo

402

De acuerdo a la tendencia mundial que se mueve hacia energías limpias, Costa Rica le está apostando a la electricidad en el transporte.

Tras el surgimiento de electrolineras y el aumento de la oferta de vehículos eléctricos e híbridos, se percibe  un aumento en la importación de este tipo de vehículos. Según datos de la Dirección General de Aduanas, en los últimos cinco años la cantidad importada ha crecido más de diez veces.

captura-de-pantalla-2017-01-09-a-las-12-07-17

Esta visión es consecuente con la inversión en infraestructura. De acuerdo con el director de Transporte Eléctrico de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), Allan Blanco, en nuestro país ya está en marcha un plan de infraestructura que busca echar a andar automotores eléctricos por Costa Rica. Por otra parte, las cortas distancias de movilización usual de los conductores costarricenses favorecen las tecnologías eléctricas, pues, en promedio, los vehículos particulares recorren 31 kilómetros diarios en el Gran Área Metropolitana.

Para Juan Ignacio Sansó, Gerente de Producto Hyundai en Grupo Q, la migración de un grupo de la población de una tecnología 100% combustión a una eléctrica o híbrida es cuestión de tiempo. “Creo que de aquí a cinco años el sector automotriz se va a transformar hacia las tecnologías limpias, es un cambio radical en la manera de pensar de la gente y que requerirá una mayor conciencia y un mayor nivel de educación, sin embargo, el cambio ya comienza a percibirse”. En ese sentido, un elemento fundamental es que cada vez los vehículos híbridos y eléctricos son más accesibles para mayores grupos de compradores en el mercado.

Como un ejemplo del enfoque automotriz mundial, Hyundai recientemente lanzó el modelo IONIQ en una muestra del camino que toma la industria de vanguardia en el campo. IONIQ no solo viene en una presentación híbrida que comparte tanto un motor eléctrico como uno de combustible de alto rendimiento; es el primer modelo del mundo en tener también una alternativa 100% eléctrica, al igual que una opción enchufable (a ser lanzada en 2017), lo que aumentará la versatilidad de los vehículos híbridos o eléctricos en distancias más considerables y mejorará la experiencia de usuario. El IONIQ rompe con el obstáculo de precio asociado a los vehículos con tecnologías limpias, puesto que su versión híbrida ya está disponible en Costa Rica desde los US$28.950 convirtiéndose así en la mejor opción para satisfacer la demanda creciente que la tendencia de importación y ventas muestra desde 2011.

Los números respaldan la inversión en vehículos híbridos y eléctricos. Mientras que el costo promedio de mantenimiento de un IONIQ híbrido es de $100 por cada 10000 km; este modelo es capaz de desplazarse 85 km por galón, generando un ahorro de un 40% de combustible frente a un sedán convencional.

Por su parte un vehículo eléctrico IONIQ tiene un costo de mantenimiento prácticamente nulo y solo requiere un cambio de batería cada 10 años. Este automóvil, en carretera abierta y plana, puede desplazarse hasta 280 km con una recarga de batería que costaría $5 aproximadamente al precio de la electricidad actual en Costa Rica.

Crecen estaciones de recarga

Mientras en la Comisión Permanente de Asuntos de Gobierno y Administración del Congreso se analiza el Proyecto de Ley de Incentivo y Promoción para el Transporte Eléctrico y se discuten los detalles de la manera en cómo el país puede incentivar la migración tecnológica hacia vehículos eléctricos, ya hay esfuerzos institucionales y gubernamentales que están acomodando el ajedrez de la matriz energética de los automóviles.

En mayo de 2016 la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) fue la primera en abrir una electrolinera pública de Costa Rica. La estación de recarga para vehículos eléctricos se instaló en Los Anonos de Escazú y su idea era apoyar una flotilla de 27 vehículos eléctricos de la empresa. El pasado 16 de diciembre, la CNFL abrió su segunda electrolinera en San José con una estación de carga semirápida que logra abastecer una batería de automóvil hasta un 80% en 20 minutos.

Por su parte, la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) inauguró una electrolinera en las instalaciones de la empresa en Cubujuquí, su idea era impulsar un plan piloto abierto al público, para determinar el consumo y la cantidad de carga que hacen los conductores de vehículos eléctricos.

Terminado su periodo de prueba, la ESPH iniciará la instalación de otros centros de carga para el Mall Paseo de las Flores, la Universidad Nacional y el futuro Centro de Convenciones que está en las miras de ser construido en el corto plazo.

Recientemente la Cámara de Empresas Distribuidoras de Energía y Telecomunicaciones (Cedet) que agrupa a cooperativas de electrificación, entre ellas, COOPELESCA R.L., COOPEGUANACASTE R.L., COOPESANTOS R.L. y COOPEALFARORUIZ R.L, han manifestado su interés en iniciar un plan más agresivo de instalación de electrolineras, al tiempo que han afirmado su respaldo al proyecto que busca incentivar con exención de impuestos la importación de vehículos eléctricos al país.

El Cedet busca también que el Ministerio de Ambiente y Energía, MINAE, emita una autorización para que cada una pueda suministrar energía a carros eléctricos en sus zonas de influencia, creando así una red de distribución capaz de generar confianza a los conductores para recargar sus vehículos en diferentes puntos del país.