Inicio Uncategorized sanando a la madre

sanando a la madre

1
0

Acúnate, cántate una canción, bésate, regálate unas dulces palabras… siempre que necesites.. Y… suelta el enfado.. puedes vivir en paz. Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios. Esta práctica sana nuestra línea ancestral y las generaciones futuras. Así tu niñ@ interno, se sentirá realmente reconfortado, y esa herida pasada quedará en paz. El niño o niña interior está ahí, y quizás esté profundamente herido. Thich Nhat Hanh dice: “Podemos ir a nuestro hogar interior y hablarle a nuestro niño interior, escucharle y responderle directamente. Consejos del Conejo © Todos los derechos reservados. Tratar de hablar de ello, de reclamar, solo hará que tu madre se sienta juzgada, y reaccionará a la defensiva, acrecentando la distancia, y por tanto el dolor. por soniasedna | Sin categoría | 0 Comentarios. Para celebrar el Día de las Madres y los Padres, respectivamente, traíamos a nuestro grupo de meditación una foto de cuando éramos pequeños, y también de nuestros padres cuando pequeños si las teníamos, y si no, podíamos visualizarlos como niños pequeños. Esa niña pequeña que fue herida y sufrió tanto está viva en mí. Si puedo transformar y sanar a mi madre y padre dentro de mí, también podré ayudarlos fuera de mí. Me gusta proponer cuando se activa esa herida, cuando te sientes desvalid@, sol@, desamparad@, imaginar que un niño o niña pequeño se pone frente a ti, y te explica que es lo que le está pasando, como se está sintiendo. Ahora regresamos para consolarle, amarle y cuidar del niño en nosotros”. Si tenemos tiempo para sanar a nuestro niño interior de manera compasiva y a los niños que hay en nuestra vida, ellos se beneficiarán, tendrán un mejor futuro y sus hijos también. Aunque hay múltiples métodos para sanar esta herida, que no detallaremos ahora, pero lo primero e imprescindible es tomar conciencia de esto: solo tú adulto puede darte lo que sientes que no has recibido. Si puedes ver a mamá como una niña frágil de cinco años, entonces puedes perdonarla de manera fácil y compasiva. Este este es el principio.. no importa por donde empieces, pero te animo a dar el primer paso. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. "El trabajo sobre sí mismo está en no mirar, ni juzgar a los demás, sino comprender que todo lo que está a mí alrededor, está en mi interior". Y eso.. es orgánico!! Mi padre y yo no somos realmente dos entidades separadas. POLÍTICA DE PRIVACIDAD – AVISO LEGAL –  CONTACTO, Diseñado por Elegant Themes | Desarrollado por WordPress, Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. “Veremos que el niño nos responde, y él o ella comienza a sentirse mejor. Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Thay nos invita a practicar respirando con suavidad y mirando la foto de papá cuando era niño: “Inhalando, veo a mi papá como un niño de cinco años. Visualizamos a papá como a un niño pequeño que podía ser herido fácilmente por abuelo, abuela y por otros adultos. Si.. incluso si la experiencia ha sido dolorosa.. ha sido tu elección. Dice Thay: “Nuestros padres también sufrieron cuando eran niños. Como dice Jack Kornfield, ambas son parte de las diez mil alegrías y tristezas que conforman nuestra jornada humana. Viajábamos a nuestro interior para encontrarnos con esa parte más vulnerable que es [email protected] niñ@ interno. Si lo prefieres, observa como te relacionas con cuidar, y que te cuiden. El próximo fin de semana, profundizaremos en todo esto, y aprenderemos una técnica de sanación al alcance de tod@s. LA TÉCNICA METAMÓRFICA. Yo soy una continuación de mi madre. Si entendemos eso, quizás ya no tengamos coraje y podamos extenderle compasión. más información Aceptar. No importa lo que tu madre hoy diga o haga, la herida es pasada, y también su resolución. Los campos obligatorios están marcados con *. Por mucho que quiera no puede darte lo que no pudo en su momento. Hemos abandonado a este niño durante mucho tiempo. Al apoyar a la niña de cinco años que era mi madre y que todavía vive en mí, la ayudo a transformarse y a ser libre. Pues bien.. ¿qué harías tú? Se basaba en la aceptación de que estos días traen grandes celebraciones y hermosos recuerdos, pero también memorias de pérdida. Una herramienta de 5ª dimensión, porque para sanar, ya no es necesario activar el dolor de la experiencia. De la misma manera en que nuestros padres están en nosotros, nosotros también estamos en nuestros hijos o en la próxima generación. Eran víctimas de su propio sufrimiento, y luego sus hijos se convirtieron en víctimas de ese sufrimiento. Exhalando, le sonrío compasivamente al niño de cinco años en mí”. La madre arquetípica incluye nuestra madre física, nuestra relación con la maternidad, con nuestros hijos (físicos o creaciones), la capacidad de cuidar, el dar, la sensación de sentirte nutrido y amparado por la […] Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los sentimientos por nuestra madre pueden ser muchos, desde sentir un agradecimiento y afecto enormes por habernos entregado lo mejor, hasta profesar el total abandono de su parte. Recuerda que os elegisteis. No es tiempo de gurús. Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Mamá y madres del mundo, te quiero, os quiero. Respiramos con suavidad, y durante cinco minutos, repetimos en nuestra mente: “Inhalando, me veo a mí misma como una niña de cinco años. Quizás fue herida, y no tenía una amiga o maestra que la ayudara a sanar. Si puedo transformar y sanar a mi madre y padre dentro de mí, también podré ayudarlos fuera de mí. Nuestro niño interior contiene información sobre nuestra niñez y también sobre la niñez de nuestros padres. Creo que por muy amorosa, entregada, dispuesta, consciente que sea una madre, el bebé jamás se sentirá satisfecho, jamás sentirá colmados en su totalidad sus deseos y necesidades. Son nuestra continuación y nos llevarán dentro de ellos en el futuro. Esta página web usa cookies Cuando mamá tenía cinco años, ella también era vulnerable y frágil. La madre y la vida van unidas, no existen la una sin la otra, tomar a la madre es tomar a la vida sin juicios y sin tapujos, es un Si a la vida, es un Si al cuidado, a la nutrición, ternura, amabilidad ; es un Si hacia un amor más grande por nosotros mismos. es saludable!! La niña de cinco años que fue tu mamá siempre está viva en ella y en ti. Quizás por eso a veces haya sido poco amable contigo. Palabras que remueven los cimientos, abren y cierran el corazón, dibujan una sonrisa en los labios, o traen agridulces lágrimas. Quizás fue herido cuando niño. Ahí encontrarás petróleo!! Ayudar al niño de cinco años que es mi padre en mí nos sana a los dos a la misma vez. Luego mirábamos nuestras fotos en silencio mientras alguien guiaba la meditación del libro “Reconciliation: Healing the Inner Child”.

Lagartija De Collar Precio, Poema Colores De Manuel Machado, Costo De Producción De Arroz En Panamá, Catálogo De Piezas Volkswagen, Directv Sports 2, Donde Puedo Comprar Un Colchón Emma, Alquerque De Nueve,