Inicio INDUSTRIA Conozcamos más sobre el frenado autónomo de emergencia

Conozcamos más sobre el frenado autónomo de emergencia

341 vistas

Recientemente nombrado como el sistema de seguridad más útil, el frenado autónomo de emergencia es considerado por el Instituto Thatcham Research como el mayor avance en seguridad vial desde que se implementó el cinturón.

¿Cómo funciona? Este sistema frena de forma autónoma el vehículo cuando detecta que se va a producir una colisión o atropello, con esto evita accidentes y también reduce la gravedad de las colisiones que no pueden evitarse.

Fue inventado por Mercedes-Benz, que en 2006 lo equipó en el Clase S bajo el nombre de Pre-Safe Brake. Para desarrollarlo se emplearon dos años de investigaciones en laboratorio y 30 autos de pruebas, con 500 conductores que recorrieron más de 1 millón de kilómetros por carreteras de Alemania y Estados Unidos en condiciones de tráfico real.

Su funcionamiento se basa en diversos sensores y radares que permiten identificar posibles obstáculos delante del vehículo. Una computadora analiza estos datos en conjunto con la velocidad y trayectoria del vehículo, para determinar si se está produciendo una situación de posible peligro y si el sistema determina que hay riesgo de colisión o de atropello, avisa al conductor y si este no reacciona, frena el vehículo de forma autónoma, incluso es capaz de detenerlo del todo.

La mayoría de los sistemas de frenado autónomo de emergencia funcionan con objetos, personas o animales que están justo delante de nuestro vehículo. Sin embargo, Volvo dio un paso más y su AEB –siglas con las que la marca denomina al frenado autónomo de emergencia– también detecta si hay peligro de colisión en un cruce, pues reconoce los vehículos que circulan en dirección perpendicular –hasta 80 metros de distancia– cuando nos acercamos a una intersección y frena de forma autónoma para evitar un accidente. Esta función se estrenó en el Volvo XC90 en el año 2014, ese mismo año el XC90 también estrenó el reconocimiento de ciclistas y de animales grandes, el de peatones y ciclistas al girar en un cruce.

EuroNCAP (European New Car Assessment Program) y ANCAP (Australian New Car Assessment Program) publicaron en mayo de 2015 un estudio sobre la eficacia de los sistemas de frenado autónomo de emergencia en la prevención de colisiones por alcance. Basado en el análisis de accidentes reales, este informe asegura que se evitarían el 38% de las colisiones por alcance, con una eficacia similar en zonas urbanas e interurbanas.

Fuente: Car and Driver