Inicio INDUSTRIA Padres Puro Motor: Aprendí a manejar en ese carro

Padres Puro Motor: Aprendí a manejar en ese carro

1.377 vistas
Escuchar este artículo

En vísperas del día del padre, nos hemos puesto a recordar aquellos vehículos que, por una u otra razón, marcaron la vida de los papás de quienes integran el equipo de trabajo Puro Motor. En esta oportunidad, el turno es para nuestro editor y director general.

Marco Quesada

Mi padre siempre ha sido muy conservador en el tema de vehículos. Creo que podría recordar los pocos que ha tenido. Realmente no es de cuidarlos pero le ¨aguantan¨.

Los usa de pick-up, de 4×4 y de todo, a él nada lo detiene. El modelo que más recuerdo es un Volvo 240GL versión europea que tuvo. No sé porque se me grabaría tanto, posiblemente porque además de ser el auto donde paseábamos como familia, fue en el que me enseñó a manejar.

Creo que fue en sexto grado (desde los regazos de él) cuando ya me enseñaba a meter el clutch, que por cierto era bien duro.

Ese Volvo, pasó a ser mío aún cuando no tenía 18 años, al cumplirlos ya tenía carro, era como una ¨funeraria¨ por el tamaño, pero fuerte y me cabía de todo.

Lo llevaba con mi hermana a ver los rallies de la época de los 90´s donde comenzó mi afición por los deportes de motor hasta hoy. Luego lo vendí en 600.000 colones, que los invertí en sitios web, y que hoy puedo decir que un poco de Puro Motor salió de ese dinero, y ahora me encantaría poder recuperar ese Volvo, para restaurarlo y conservarlo.